Ventajas y desventajas de alquilar directamente con el dueño del inmueble

Cuando hablamos de alquilar directamente con el dueño del inmueble nos referimos a evitar usar los servicios de algún agente inmobiliario. En ese sentido, se efectúa el proceso correspondiente de alquilar sin intermediarios de por medio. Lo que exige que ambas partes (tanto el que desee alquilar como el propietario) se encuentren preparados para efectuar óptimamente dicho proceso.

Resulta bastante común que al momento de querer rentar algún piso, recurramos a personas especializadas que nos ofrezcan lo que estamos buscando. Pero gracias al internet y su expansión, es posible encontrar lo que deseamos por nuestros propios medios, encontrándonos directamente con el propietario del inmueble, lo que dispone de sus ventajas y desventajas.

Beneficios

Entre los beneficios que conlleva alquilar directamente con el dueño del inmueble, se destaca el ahorro del pago de transacción de las ambas partes, ya que no se debe contratar a ningún agente especializado.

Otro punto ventajoso, es que existe la oportunidad de negociación, pues al contactarse directamente con el propietario, se puede llegar a un acuerdo en el que ambas partes se mantenga felices.

Por ejemplo, en el caso del dueño, es posible que este haya invertido una buena cantidad en mantener su espacio en condiciones favorables, por lo que, el futuro arrendatario puede ofrecerse a pagar algunos mantenimientos o instalaciones.

O por otra parte, se puede lograr un acuerdo, en el que el inquilino pague una cantidad menor a la que se le estaba estipulando como renta, pero con la condición de cubrir gastos como impuestos o gastos de la comunidad.

Al alquilar directamente con el dueño del inmueble, las negociaciones son ilimitadas por lo que se puede ofrecer diferentes opciones en las que ambas partes se mantengan felices.

Cuando se efectúa el procedimiento de alquilar un inmueble directamente con el propietario, los tramites resultan ser mucho más rápidos, puesto que no se debe esperar por la respuesta de un tercero, facilitando de esa manera la operación, que en ocasiones resulta algo tediosa y ardua.

En el caso de si eres el que desea alquilar, el hacerlo por tus propios medios, te da la libertad de poder escoger a quien alquilarle, como hacerlo y cuando. Un punto importante que cuando se encuentra un agente inmobiliario de por medio, en muchas ocasiones suele ser exento.

De igual manera, si eres un inquilino, cuando no contratas los servicios de un agente inmobiliario puedes elegir si no seguir adelante con la negociación, en caso de que no te favorezca.

Desventajas

Tanto las ventajas como las desventajas de alquilar directamente con el dueño del inmueble resultan ser relativas.

En caso de que seas el propietario, dependiendo del conocimiento que poseas respecto al tema, el no contar con un agente inmobiliario puede ser una desventaja, puesto que te encontrarás solo efectuando dicho proceso. Lo que en el peor de los casos te lleva a no tener a quien acudir al momento de un problema legal.

De igual manera, si el inquilino se retrasa con los pagos, deberás enfrentar dicho destiempo directamente con él. Además es importante tener en cuenta, que si deseas que abandone la vivienda por su morosidad, siendo extremistas puedes llegar a recurrir a un juzgado, lo que no está muy lejos de ser una realidad debido a la tasa de morosidad que lleva años en aumento.

Otro punto negativo de alquilar directamente con el dueño del inmueble, en el caso de que seas el propietario, es el tiempo que te puede llegar a quitar el procedimiento de cubrir y llenar varios datos en la web para que tengas éxito. Además de ponerte en contacto con distintos clientes y aclarar sus interrogantes.

Cuando efectúas este tipo de operación por ti mismo, no podrás tener acceso al registro de morosos. Lo que con ayuda de un especialista puedes evitar encontrarte con un inquilino que ya tenga antecedentes por su falta de compromiso con el pago.

Cuando se contratan los servicios de un agente inmobiliario existe la posibilidad de contar con un seguro de alquiler, lo que te brinda tranquilidad, pues, se encargan de cubrir desperfectos protagonizados por el inquilino.

Alquilar directamente con el dueño del inmueble puede disponer de un ahorro económico pero que al pasar del tiempo puede conllevar a un gasto mucho más grande. Además de las preocupaciones que el dueño debe enfrentar por sí solo, tales como lidiar con el inquilino, con retrasos del pago o con averías en las instalaciones.

En Optimacasa nos caracterizamos por ser especializados en gestión de alquileres, con el fin de  brindarte bienestar al momento de que desees alquilar tu propiedad. Si tienes alguna duda al respecto, no dudes en contactarnos y con gusto responderemos a tus interrogantes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat